Efectos Secundarios Comunes

Tratamiento y prevención de los efectos secundarios

Introducción
El tratamiento del cáncer puede incluir el uso de quimioterapia, radioterapia, modificadores de la respuesta biológica, cirugía o alguna combinación de todas estas u otras opciones terapéuticas. Todas estas opciones de tratamiento están dirigidas a matar o erradicar el cáncer que existe en el cuerpo del paciente. Desafortunadamente, la administración de tratamiento para el cáncer a menudo afecta a los órganos normales del cuerpo que no están afectados por el cáncer. La consecuencia indeseada de afectar a un órgano que no tiene cáncer se conoce como complicación del tratamiento o efecto secundario.

¿Por qué se producen los efectos secundarios?
Los efectos secundarios o complicaciones del tratamiento producen incomodidad, molestias y ocasionalmente incluso la muerte a los pacientes. Además, y quizá más importante, los efectos secundarios pueden impedir a los médicos administrar la dosis prescrita de tratamiento en el tiempo y la pauta específicos del plan de tratamiento. Es muy importante entender esto, porque el resultado esperado del tratamiento se basa en la administración del tratamiento a la dosis y pauta del plan de tratamiento. En otras palabras, los efectos secundarios no sólo producen malestar y son desagradables, sino que también limitan la capacidad del paciente para alcanzar su mejor resultado del tratamiento al impedir la administración del tratamiento en su dosis y tiempo óptimos.

Aunque el tratamiento del cáncer puede asociarse a una amplia variedad de efectos secundarios, algunos son más frecuentes que otros. Además, determinados tratamientos pueden conducir a efectos secundarios a largo plazo, llamados también “complicaciones tardías”, que son problemas que no se resuelven una vez terminado el tratamiento.

¿Qué puede hacerse respecto a los efectos secundarios?
Afortunadamente, en los últimos 15 años ha habido grandes progresos en el desarrollo de tratamientos para ayudar a prevenir y controlar los efectos secundarios del tratamiento del cáncer. Estos compuestos han conducido a grandes mejoras en el tratamiento de los síntomas asociados al tratamiento del cáncer, han permitido mayor exactitud y constancia en relación con la administración del tratamiento del cáncer y han hecho que muchos tratamientos del cáncer estén más disponibles para los pacientes.